César, Historia de su Celebridad, Friedrich Gundolf

[Casar, Geschichte seines Ruhms]. Obra del escri­tor alemán Friedrich Gundolf (pseudónimo de Friedrich Gundelfinger, 1880-1931), pu­blicada en 1924. En 1926 le fue añadido el capítulo «César en el siglo XIX» [«Casar im 19. Jahrhundert»]. César es un claro ejemplo de las concepciones historiográficas representadas por el llamado «Círculo de George» [«George-Kreis»], o sea los segui­dores y discípulos del poeta Stefan George. Esta concepción, opuesta a las corrientes fi­lológicas, positivistas y materialistas, con­cibe la historia como una poesía, y tiende a substituir la historia de los hechos por la historia de los mitos y de las leyendas que se forman en torno a las grandes per­sonalidades, consideradas como protagonis­tas de las vicisitudes históricas. En la obra de Gundolf es la celebridad del César lo que constituye el argumento del trata­do. El historiador sigue la formación de la «figura mítica» de César, ya entre sus contemporáneos; y poco después de la trá­gica muerte del héroe, la «divinización» de la época augustea y el esbozamiento del mito cesáreo, la «cesaridad» que ha informado el Imperio. En la Edad Media, edad mística y mágica, el «nombre mágico» de César ejer­ce su sugestión y colorea por sí la resurrec­ción imperial. Con el Renacimiento, es la «figura histórica» que aparece en primer pla­no, figura de político y de caudillo, unas veces ensalzado como símbolo de autoridad y otras combatido como enemigo de la li­bertad. En los tiempos napoleónicos tiene lu­gar una resurrección del mito cesáreo, pero durante el curso del siglo la interpretación de César tiende a desprenderse de los jui­cios de valor moral o político, para dejar lugar a una interpretación estética y ro­mántica, que domina incluso allá donde el héroe es utilizado como un pretexto o simi­litud para una tesis política, .como en el caso de Napoleón III o en el de sus adver­sarios. En esta interpretación se ha inser­tado la corriente científica de fin de siglo que determinó el retrato de César hasta nuestros días.

F. Valsecchi