Asamblea General del Pueblo, Pantelejmon Kulis

[Coma Rada: lit. Asamblea negra]. Novela histórica del escritor ucraniano Pantelejmon Kulis (1819-1893), que le puso como subtí­tulo «Crónica del año 1663»; fue impresa en San Petesburgo en 1857. Tiene como fondo histórico uno de los momentos más trágicos de la vida del pueblo ucraniano, cuando quedó dividido, aun conservando en ambas partes su autonomía, entre Rusia y Polonia. En Ucrania occidental el poder quedó en manos del hetmán Pavló Teterya; en la Ucrania oriental, en cambio, bajo Rusia, hubo tres pretendientes: el coronel Somko, Ivan Zolotarenko y el comandante de los cosacos zaporogos Ivan Briujovechkii [Ivan Brjuchovec’kyj ]. Para resolver la cuestión, Moscú, a instigación de Briujo­vechkii, su favorito, convocó en Nizyn la Asamblea general del Pueblo, es decir, no sólo de los cosacos, que generalmente de­cidían la cuestión de la elección del hetmán, sino también de la plebe, excitada por va­rias promesas del demagogo Briujovechkii. Éste fue efectivamente proclamado hetmán y pronto decidió la muerte de su rival Som­ko. Sobre este fondo histórico, el autor con­duce la trama de la novela: el viejo áram, sacerdote ortodoxo, que tomó parte activí­sima en la política cosaca, llega con su propio hijo Petro a visitar la propiedad del alegre y buen cosaco Cerevan’.

Petro se enamora de su hija, Lesya Cerevanivna, y el padre estaría dispuesto a dársela por es­posa, pero la madre, ambiciosa y orgullosa, quisiera casar a Lesya con el coronel Som­ko, el más cotizado candidato a hetmán que mientras tanto invita a todos a su fin­ca, cerca de Kiev. Inesperadamente llegan también dos cosacos zaporogos, Kyrylo Tur y Bohdan Cernohor. También Tur se ena­mora de Lesya y por la noche la rapta, pero Petro le da alcance y en el duelo que se produce ambos caen heridos. Somko se cui­da de Tur y en cambio Lesya cura a Petro. Cuando éste sana, Sram y Cerevan’ parten hacia Nizyn con la esperanza de que se haga la paz entre Somko y Zolotarenko. Mientras tanto, en Nizyn, los cosacos con­denan a Tur a la picota por el rapto de Lesya. Luego se produce la Asamblea Gene­ral, que se describe detalladamente. Cuando Somko, después de la Asamblea, es encar­celado, Tur trata de libertarle, arriesgando su propia vida, pero Somko no quiere acep­tar el sacrificio. La novela termina con la muerte de Somko y del anciano sram y con las bodas de Lesya y Petro. La vida de todas las clases sociales de la época está reflejada con gran vigor; los personajes tie­nen contornos netos, pero falta en la no­vela un héroe principal, en torno a quien se desarrolle la acción. La fuente princi­pal fue la Crónica de Samovidech que el autor aprovechó siguiendo el ejemplo de las novelas de Walter Scott.

E. Onatskyi