Verdadera Historia Cómica de Francion, Charles Sorel

[Vraye histoire comique de Francion ]. Novela de Charles Sorel (1597- 1674), publicada en París en 1622 (ó 23) con el pseudónimo de Nicolás de Moulinet y con el título Histoire comique de Fran­cion, fiéau des vicieux, en siete libros, aumentados en ediciones posteriores, hasta la de 1633, La vraye histoire comique de Francion, etc., que tiene doce.

Es el primer reflejo de la novela picaresca en Francia, y nos ofrece un coloreada representación de la sociedad francesa en los primeros años del reinado de Luis XIII. Todo se ridiculiza, de todos se revelan las faltas; especialmente atacada resulta la justicia y la obra educa­tiva de los colegios. En las animadas pági­nas de la novela vemos desfilar un mundo heterogéneo y pululante: mendigos de la corte de los milagros y cortesanos del rey, literatos miserables y altaneros. Figura muy viva es la del pedante Hortensius, en el cual hubo quien quiso reconocer al escritor J. L. Guez de Balzac. El protagonista, Fran­cion, es un tipo que ha recordado a Gil Blas (v.) y Fígaro (v.); sus aventuras tie­nen un sabor verdaderamente picaresco.

Falta una segura y continua fuerza de arte, aun entre fragmentos de eficacia descriptiva; de todos modos, el libro señala una fecha en la literatura francesa del siglo XVII, porque inicia el «género burlesco» ilustra­do más tarde por Cyrano de Bergerac y Scarron (v. Novela cómica). Sorel, más tar­de, continuó el tema de la sátira literaria, ya bosquejado en Francion, con El pastor extravagante [Le berger extravagant], de 1627, que es una abierta parodia de las nu­merosas arcadias teatrales y novelescas, ins­piradas en la Astrea (v.) de Urfé. Exaltán­dose con estas obras, el hijo de un merca­der parisiense llega a ser pastor y langui­dece de amor por una criada que idealiza hasta en el nombre. De aquí las escenas más cómicas, con las bromas que sus compañe­ros le gastan. Es evidente la influencia del Quijote (v.); sin embargo, El pastor extra­vagante, inferior a Francion, nada tiene del encanto poético y melancólicamente humano de la obra maestra española.

G. Alloisio