Por el Mar Jónico, George R. Gissing

[By the lonian Sea]. Impresiones del viaje de George R. Gissing (1857-1903), publicadas en Londres en 1901. Las antigüedades griegas y roma­nas suscitaron en Gissing un sincero interés cultural al que se añadió la tendencia romántica a la doble evasión en el pasado y en lo exótico.

Movido por dichos estímulos, visitó las costas del mar Jónico, buscando los vestigios de las antiguas civilizaciones. Partiendo de Nápoles, el escritor se dirige ante todo a Cosenza, atraído por el recuer­do de Alarico. Luego da la vuelta por Tarento, Metaponto y Cotrone, donde unas fuertes fiebres le obligan a guardar cama en un sórdido albergue. De allí se dirige a Catanzaro y, en homenaje a Casiodoro, también a Squilace, terminando su viaje en Reggio. Es el peregrinaje de un apa­sionado admirador del mundo clásico que sabe asociar a cada lugar reminiscencias históricas y literarias reavivadas por una cálida imaginación que se deleita evocando el pasado y recreando su atmósfera.

El inte­rés por la antigüedad clásica, que se había manifestado ya en las novelas de Gissing, llena de entusiasmo estas páginas. El es­critor se muestra también sensible a las bellezas del paisaje que le inspiran descrip­ciones luminosas y llenas de color.

R. Barocas