Los Viajes de Gulliver, J. Swift

Lemuel Gulliver, médico de a bordo de una nave mer­cante, naufraga en la isla de Liliput, donde todo, empe­zando por sus habitantes, es quince veces más pequeño que las personas y que los objetos tal como los conoce­mos nosotros.

En la segunda parte, por el contrario Gu­lliver visita Brobdingnag, donde la proporción se invier­te, y donde el médico se convierte en el capricho de la hija del rey, que lo tiene entre sus juguetes.

En la tercera parte, Gulliver visita Laputa y el continente que tiene por capital a Lagado, y aquí la sátira se dirige contra filóso­fos, historiadores e inventores. A continuación, en la isla de Glubdubdrib, Gulliver invoca a las sombras de los grandes hombres de la antigüedad y por sus respuestas descubre los vicios y las mezquindades de éstos; mientras que entre los Struldbrug, una raza de inmortales, toma conciencia de que la mayor desgracia del hombre sería la perspectiva de no poder poner término al tedio de vivir.

Finalmente, en la cuarta parte, la virtuosa sencillez de los caballos Houyhnhn es contrapuesta a la nausea­bunda brutalidad de los Yahoos, bestias de aspecto humano.