Vida de Gallleo, B. Brecht

Drama en 15 escenas

Galileo, profesor de mate­máticas en Padua, busca cómo probar el nuevo sistema cósmico de Copérnico: sirviéndose de su telescopio, des­cubre fenómenos celestiales que lo confirman. Pero los doctores de la corte de los Médicis, por la que Galileo dejó la República de Venecia, acogen con incredulidad sus descubrimientos.

El Colegio Romano, esto es, el Ins­tituto Pontificio de Investigaciones Científicas, confirma, por el contrario, sus descubrimientos con el telescopio. He aquí que entonces interviene la Inquisición, que in­cluye en el índice la teoría de Copérnico. Tras ocho años de silencio, y dado que ha llegado al solio pontificio un hombre de ciencia (Urbano VIII), Galileo se siente ani­mado a reanudar sus investigaciones. La Inquisición lo convoca a Roma y, el 22 de junio de 1633, Galileo se re­tracta de sus ideas sobre el sistema solar.

Acto seguido es confinado en una villa próxima a Florencia, donde per­manecerá, casi ciego y hasta su muerte, prisionero de la Inquisición. Las tres sucesivas versiones que Brecht rea­lizó del drama subrayan bien sea al luchador por la li­bertad intelectual, bien al defensor de sus propios place­res o bien fundador de la estirpe de linaje de los cientí­ficos atómicos vendidos al poder.