El Vicario de Wakefield, O. Goldsmith

La familia del reverendo Primrose se halla muy unida: padres e hijos son criaturas generosas e ¡no­centes, en las cuales la suerte adversa se ceba. Primrose pierde sus bienes al verse envuelto en la quiebra de un co­merciante, y acaba en la cárcel por deudas después de ha­ber sido destruida su casa por un incendio; su hija Olivia es seducida por el señorito Thornhill, el cual ha simula­do que se casaba con ella; su hijo George, que desafía a duelo al anterior, da también con sus huesos en la cár­cel; y su otra hija, Sophia, es raptada.

Pero los Primrose tienen un amigo, Burchell, un hombre raro pero bueno que viene en su ayuda. Finalmente la fortuna sonríe un poco a la familia: Burchell, que es en realidad William Thornhill, un tío del seductor, salva a Sophia y la hace su esposa; el falso matrimonio de Olivia se revela válido; y el reverendo Primrose vuelve a tomar posesión de sus bienes. ,