Renacimiento, Hermann Keyserling

[Wiedergeburt]. Resu­men de ética del filósofo alemán conde Hermann Keyserling (1880-1946), publicado en Darmstadt en 1927. Keyserling, siguiendo la ética platónica, considera al individuo ignorante frente al bien y al mal y por esto incapaz de culpa e irresponsable.

Los únicos caminos posibles para la virtud son únicamente los del conocimiento directo, empírico e inmediato, que tiene por objeto primero el mundo (naturaleza) y después sus fenómenos (vida), hasta llegar a los universales, y de aquí al «sentido» que apa­rece a través de cada existencia fenomé­nica e intelectual. Cuando se haya obtenido la visión entre ser y conocer, entre alma y espíritu — Keyserling no dice cómo lle­gamos hasta aquí —, la moral estará ya for­mada y con ella el autodominio. Según el pensamiento del autor es necesaria, para conseguir la perfección, también la ayuda del psicoanálisis como medio para desper­tar en el ánimo energías y posibilidades de lucha contra la parte física y mortal del hombre y contra el falso devenir del mun­do. El problema de la felicidad no consiste en una vaga búsqueda pragmática, sino sólo en un camino cognoscitivo, en el pro­gresivo tender al nivel del dominio y de la sabiduría espiritual.

En este punto se vivirá un instante la vida en su integridad y se comprenderá la magia del presente en la expectativa esperanzadora de un futuro que no puede turbar el estado de serena contemplación del mundo porque todo po­sible cambio está previsto y delimitado por el hombre «moral». El volumen expone en tres puntos aspectos ya conocidos de la fi­losofía de Keyserling. Es de nuevo una tentativa de vivificar la filosofía platónica bajo una forma moderna y está expuesto con entusiasmo y feliz sucesión de imáge­nes, aunque con método filosófico poco satisfactorio.

F. Feroldi