Reglas para los Actores, Wolfgang Goethe

[Regeln für Schauspieler]. Reglas compiladas por Wolfgang Goethe (1749-1832) y los actores Wolf y Gruner, del teatro de Weimar, 1803.

Eckermann llamó «Catecismo de los actores» a estos preceptos que se refieren uno por uno a todos los elementos de la representa­ción y de la declamación, y tratan de la pronunciación, la mímica — a la que se da capital importancia—, el movimiento escé­nico — que no debe ser descuidado, sino decorativo y armónico —, y el escenario. El actor, según Goethe, debe convertir en na­tural el ademán convencional de la escena, por lo que dicta normas sobre el modo de moverse en general — incluso sobre el de las manos —, y recuerda al actor que no representa para sí ni para el escenario, sino para el público, y está obligado por ello a observar las reglas de la buena edu­cación y de la urbanidad, que le harán agradable.

Este opúsculo hace revivir el teatro de aquella época, cuyo estilo repre­senta uno de los momentos de la historia del teatro alemán. Demuestra también el amor que tuvo Goethe a aquel teatro suyo de Weimar, y el valor que él atribuyó a su actividad de director, sin escatimar jamás el tiempo que ésta le exigía y que habría sido precioso para la creación de muchas obras maestras que quedaron sin terminar.

G. F. Ajroldi