Psique: la Idea del Alma y la Inmortalidad Entre los Griegos, Erwin Rohde

[Psyché, Seelenkult und Unsterblichkeitsglaube der Griechen]. Obra del filólogo alemán Erwin Rohde (1845-1898), publicada entre 1890-94, funda­mental para el conocimiento de la fe de los griegos y el culto de las almas, en su evo­lución de pensamiento y de rito, desde los tiempos prehoméricos a los del helenismo tardío.

Rohde estudia en su íntima esencia las variadas oscilaciones y el retorno de las concepciones primitivas en la conciencia del pueblo griego, desde los poemas de Homero y Hesíodo a las fantasías sobre las islas de los bienaventurados y las divini­dades de las cavernas, hasta el culto de los héroes y de las almas, la veneración de los muertos y los deberes rituales de los des­cendientes. Tras revisar los «misterios de Eleusis», las concepciones de la religión dionisíaca, del orfismo y de todas las ideas sobre el más allá, concluye que Platón pre­para la disolución del genuino sentimiento griego en las doctrinas estoicas, epicúreas, etcétera y en las múltiples religiones orientales. Tales cultos «extranjeros» exigían, en efecto, una dedicación incondicionada al dios y a los sacerdotes, la renuncia al mun­do y a sus placeres.

De este modo, las divi­nidades persas, sirias y los cultos tracios y frigios a Sabacio, Atis, Cibeles, Mitra; etc. se difundieron cada vez más; las clases cultas y superiores de los últimos tiempos, ávidas de «milagros», participan de modo cada vez más consciente en las prácticas «saludables y purificadoras» que antes eran patrimonio ^exclusivo de las clases popula­res. Rohde, amigo íntimo de Nietzsche, y Su paladín en la polémica con Wilamowitz, sufrió su influencia en la concepción del mundo helénico, resintiéndose al mismo tiempo, para ciertos problemas, de la in­fluencia del positivismo de Spencer enton­ces dominante; lo cual hace que hoy su obra haya sido superada en algunos puntos. Sin embargo, sigue siendo interesante, tanto desde el punto de vista filológico e histórico como desde el punto de vista del estilo, claro y vivo hasta cuando trata de las materias más oscuras y delicadas [Trad. en Fondo de Cultura Económica, México].

G. Martinelli