La Revolución De La Literatura, Karl Bleibtreu

[Die Revolution der Literatur]. Ensayo crí­tico del escritor alemán Karl Bleibtreu (1859-1928), publicado en 1885. Es la ex­presión de las tendencias de aquella gene­ración literaria que contra el sentimenta­lismo de los epígonos románticos alzó la bandera del Naturalismo (v.) de deriva­ción zoliana.

Este ensayo se relaciona con la obra de Holz (1863-1929) (v. el coe­táneo El libro del tiempo) y las revistas «Kritische Waffergánge» (v.) (1884-1886), «Freie Bühne» (1890-94) y «Gesellschaft» (1885-1907). Interpretando las tendencias de la nueva escuela, Bleibtreu somete a re­visión los valores de las generaciones pasa­das y las corrientes poéticas tradicionales. A Goethe le reprueba haber abandonado «de modo criminal» las composiciones de su genial juventud y de haberse dedicado «a mil pequeñeces». Exalta a Lenz y a Grabbe por encima de Kleist y Hebbel. Grillparzer, en su opinión, no es más que un refundidor de residuos de Kleist, mientras que Willibald Alexis es proclamado el más genial novelista alemán. Su condena del Roman­ticismo no es, sin embargo, total, porque mientras se revuelve contra «lo artificioso» en el arte, invoca a Byron: «Poesía es úni­camente pasión: yo odio la poesía cuando es solamente artificio», y rinde homenaje a Scott y a Musset.

Su juicio acerca de los escritores jóvenes no es menos severo: «La característica de la generación actual es la megalomanía con todas sus excrecencias más repugnantes, como la envidia y la in­tolerancia de cualquier opinión contrariad Con todo, reconoce que «en este océano de estupideces no faltan nadadores geniales»: reconoce entusiásticamente el valor de la poesía de Hauptmann, cuatro años antes de que fuese descubierto por la crítica ofi­cial. La poesía y la literatura deberían inspirarse en los grandes problemas actuales, sociales y nacionales. Entre las formas de arte considera que la novela histórica está destinada a un brillante porvenir con la condición de que se adhiera a la realidad de la vida, abandonando los asuntos saca­dos de la Edad Media y de la Antigüedad. A pesar del calor con que en Bleibtreu re­suena el verbo naturalista, se puede ad­vertir en su ensayo el fundamental con­traste entre las exigencias de renovación y el residuo romántico que hay en él; con­traste que él intenta resolver postulando para el nuevo arte la fusión de realismo y romanticismo.

La Revolution der Literatur, que en su época había sido una de las obras de lucha más difundidas, queda como do­cumento de la renovada estética alemana e interesa únicamente como una tentativa de revisión crítica de la producción literaria del pasado, a la luz del nuevo verbo natu­ralista.

C. Cometti