La Ciencia Española, Marcelino Menéndez Pelayo

Obra del fa­moso polígrafo español Marcelino Menéndez Pelayo (1856-1912). En el año 1876, Marceli­no Menéndez Pelayo comenzó a publicar en la «Revista europea» una serie de cartas so­bre la Ciencia española destinadas a don Gumersindo Laverde y Ruiz, escritor, filó­sofo y doctor en Letras, cuyos Ensayos crí­ticos sobre la filosofía, la literatura y la instrucción pública españolas habían des­pertado en Menéndez Pelayo su amor por la filosofía hispana. Fácilmente se encon­trará en estos ensayos el germen que dio origen a la Ciencia española. El principal objetivo de estas cartas era responder a las tesis «gratuitas y osadas» de Patricio de Azcárate, filósofo y jurisconsulto, anotador de una biblioteca filosófica universal que ultrajaba a la ciencia española. La obra la escribió Menéndez Pelayo, al correr de la pluma, durante el verano de 1876, en su retiro de Santander, y constituye una de­fensa ardiente, brillante y erudita de la cultura nacional. El autor evoca en ella a los protagonistas, exegetas, panegiristas y anotadores nacionales o extranjeros de la filosofía y la ciencia españolas, sin caer en la monotonía de una simple reseña biblio­gráfica. Por otra parte, Menéndez Pelayo no se limita a una estrecha exposición na­cionalista del tema y acierta a situar el pen­samiento de sus compatriotas en el pano­rama global de la ciencia y el pensamiento mundiales, analizando las grandes corrien­tes y las etapas o escuelas más importantes. El autor se revela aquí un formidable po­lemista al mismo tiempo que un erudito minucioso y objetivo.