El Reposo, Raffaello Borghini

[Il riposo]. Obra del flo­rentino Raffaello Borghini (1541-1588?), pu­blicada en Florencia en 1584. Es en conjun­to una continuación de las Vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores (v.) de Vasari, y una exposición de las ideas sobre las artes, generalizadas en el ambiente florentino de su tiempo.

Compren­de cuatro libros: los dos primeros de ca­rácter teórico y los restantes dedicados a las noticias sobre obras de los artistas. La materia es expuesta en forma de diálogos o conferencias que se imaginan mantenidos por el noble florentino Bernardo Vecchietti en su villa «El reposo» (de donde nace el título), en Val d’Ema, con el escultor Ridolfo Sirigatti y otros dos nobles, Baccio Valori y Girolamo Michelozzi. Comienza la obra con una notable descripción que Vec­chietti hace de las cosas de arte, especial­mente de los maestros florentinos y fla­mencos, y de las curiosidades que se reúnen en la villa. La parte teórica que sigue trata de la superioridad de las artes plásticas; de su esencia, según las ideas platonicoaristotélicas divulgadas hacia mediados de si­glo por el historiador y literato Benedetto Varchi; de las varias partes del arte, como invenciones, disposiciones, actitudes, doc­trina de las proporciones y de los colores.

La misma teoría es expuesta, en el aspecto técnico, al intervenir el escultor Sirigatti, con frecuentes referencias a obras de arte que el público podía ver en Florencia. Si­gue, con mayor extensión, la parte histórica, que en lo referente a los tiempos más antiguos es una mera compilación de Va- sari, y que ofrece un carácter literario y numerosas lagunas. Bastante más útiles e interesantes son las noticias que el escritor ofrece sobre los artistas más inmediatos, co­mo Tintoretto, Paolo Veronese, Bassano, Barocci y Juan de Bolonia, y especialmente los pintores y escultores del manierismo florentino. Dedicado sobre todo a los aman­tes del arte de noble condición, El reposo refleja un tipo de crítica un tanto extrínse­ca y literaria, tanto por el tema como por el contenido exterior de las obras conside­radas. No obstante, la obra de Borghini re­presenta, con el Tratado del arte de la pintura (v.) de Lomazzo, uno de los textos más importantes para el conocimiento de las ideas sobre el advenimiento del manie­rismo italiano.

G. A. Dell´Acqua