Eco de cantos rusos y eco de cantos checos, Frantisek Ladislav Celakovsky

[Ohlas pisní ruskych y Ohlas písní ceskych]. Colecciones de poe­sías del poeta checo, publicadas respectiva­mente, en 1829 y en 1839. Entre las diver­sas recopilaciones de Celakovsky son estas las dos más importantes, todavía vivas hoy por su valor artístico, y la segunda, además, por su valor patriótico. Se trata, como in­dica el título de ambas colecciones, de re­sonancias y variaciones sobre temas de la poesía popular, pero hasta el punto de que pueden considerarse como verdaderas crea­ciones originales sobre un tema también original.

En el Eco de cantos rusos apare­cen figuras conocidas de las «bylinas», como lija Muromec (v.) y, en general, se trata de resonancias épicas. En el Eco de cantos checos predomina en cambio el elemento lírico, no sin notas humorísticas, sobre todo en los cantos de aldeanos. Como la poesía en lengua checa anterior a Celakovsky ha­bía sido una poesía arcádica y convencio­nal, la irrupción del fresco soplo lírico apor­tado por él con sus Ecos favoreció, en los umbrales del romanticismo, el desarrollo de una poesía nacional.

E. Lo Gatto