Discursos de Símmaco

Ocho discursos, en parte fragmentarios, de Quinto Aure­lio Símmaco, noble romano que vivió en el siglo IV d. de C., famoso como uno de los últimos y más convencidos defensores del paganismo y en general del culto y de las instituciones de la Roma antigua. Los Discursos son, junto con otros, expresión del florecimiento de la elocuencia panegíri­ca que caracteriza el final del tercero y todo el cuarto siglo d. de C.: tres de ellos fueren pronunciados por Símmaco en edad juvenil en honor de los emperadores Valentiniano I y Graciano; en el cuarto el autor expresa su gratitud en el Senado, aproximadamente por los mismos años, y pertenecen al género panegírico. Tenemos además noticia del contenido de otros dis­cursos de Símmaco que no han llegado has­ta nosotros. En los Discursos, como en sus Epístolas (v.), Símmaco cuida mucho de la forma, y sacrifica a ella viveza y color. Así, su estilo, estudiado con todo detalle según los preceptos de las escuelas retóricas de su tiempo, carece de naturalidad y resulta al­go frío e impersonal.

C. Schick