Discursos de San Gregorio de Nisa

Co­lección de discursos de San Gregorio de Nisa (sig. IV d. de C.), análogos en cuanto al contenido a los de San Basilio y San Gre­gorio Nacianceno, poco anteriores a él. Fue­ron escritos estos discursos para diferentes ocasiones.

Hay entre ellos homilías con oca­sión de las grandes fiestas cristianas, Navi­dad, Epifanía, Pascua, Ascensión, Pentecostés; panegíricos como los dos de San Este­ban, otro del mártir San Teodoro, dos para los cuarenta mártires de Sebaste, otro de San Gregorio el Taumaturgo; oraciones fú­nebres, como la del hermano del autor, San Basilio, otra para Melecio, obispo de Antioquía, para Pulquería, hija del empera­dor Teodosio I, otra para la madre de éste, Flacilla; una oración de carácter dogmático sobre la divinidad del Hijo y sobre la del Espíritu Santo, de la cual se nos ha conser­vado una elaboración copta; una oración en la que exhorta al bautismo; algunas otras para incitar a socorrer a los pobres, cuyas mejorables condiciones describe con gran realismo, de modo análogo a como lo había hecho San Basilio.

En su tiempo gozó San Gregorio de gran fama por su elocuencia, que, según hemos visto, ejerció también oficialmente, por encargo del emperador. Esta elocuencia más bien aparece sin em­bargo como fruto de escuela que como arte espontáneo, por lo que de ordinario carece de la originalidad que se admira en las ora­ciones de San Basilio y de San Gregorio Nacianceno. Todas las reglas retóricas están ampliamente aplicadas en estos discursos; San Gregorio fue de los primeros en usar la cláusula acentuativa.

C. Schick