Discursos de Mauropo

Son 72 entre homilías y discursos del bizantino Juan Mauropo (o Maurópodes «el de los pies ne­gros». s. XI), característicos de la época por su retórica preciosista. Fueron admira­dísimos por sus contemporáneos, precisa­mente por corresponder a su ideal estilísti­co, y también después se les tuvo en gran aprecio. En verdad, su valor intrínseco es escasísimo: son discursos en su mayor parte pronunciados por el autor, docto pre­lado de Eucalta, con ocasión de festivida­des religiosas: fiestas de la Virgen, de los ángeles, de San Jorge, de San Basilio, de los santos Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo, de San Teodoro mártir.

Algunos se refieren a importantes acontecimientos históricos: la revuelta de León Tornicio y la victoria sobre los pecheneques (1047-1048); pero cuando habla de política, Mauropo usa un tono general, sin informaciones preci­sas, sin examinar detalladamente la situa­ción, ni dar nombres. Son en los discursos numerosísimas las citas y reminiscencias bí­blicas, en tanto que, excepción hecha de Ho­mero, faltan las de autores clásicos.

Como en las cartas, también en éstos escritos abundan las alteraciones, las isócolas, los clasmas, las anáforas y los síntomas. A este grupo de obras, hay que añadir algunos es­critos menores: la Noticia, para la reforma en los estudios universitarios introducida por Constantino Monómaco en 1045, la Bio­grafía de Doroteo el Joven, contemporáneo suyo, y la Biografía del monje Baras, que vivió en el siglo V, uno v otro fundadores de conventos.

G. Porru