Diálogo sobre la poesía, Friedrich von Schlegel

[Gesprach über die Poesie]. Ensayo de (1772-1829), aparecido en 1800. Es un documento vivo del «salón literario romántico» que constituyó parte importan­te de todo el movimiento. Amalia (Carolina Schlegel, v. Acerca de Diótima) da hospita­lidad a un grupo de amigos: Camila (Dorothea Veit, v. Lucinda), Marco (August Wilhelm von Schlegel), Ludovico (Friedrich von Schlegel), Lotario (Novalis), Antonio (Schelling) y Andrés.

Estos disertan y leen unos ensayos que tratan de definir estéti­camente los «géneros poéticos», hasta que Amalia les invita a dejar este terreno de doctrina estéril para dirigirse a la libre na­turaleza, y Ludovico lee el importante en­sayo sobre «Mitología», en el que deplora la inferioridad de la poesía moderna, que no sabe crear sus mitos contemplando la naturaleza a través de la ciencia. Surge entonces Lotario para definir (Athenaeum v.) la «poesía de la poesía» o «poesía ro­mántica», como la poesía que recoge en sí todo el íntimo misterio que hay en la na­turaleza y de la naturaleza; se habla de la magia (habla entonces Novalis), del mag­netismo, del galvanismo, de la física que conmueve a todos los espíritus de aquel tiempo (sin excluir a Goethe). «Todos los divinos juegos del arte, no son sino leja­nas imitaciones del infinito juego del mun­do, de la obra de arte que se crea a sí misma».

Antonio lee después la célebre «carta sobre la novela» en la que define como «romántico» todo lo que «representa en forma fantástica una materia sentimen­tal», en la que el sentimiento no se con­funde con un endulzado sentimentalismo, sino que se funda sobre el Amor, «jeroglí­fico del Único eterno Amor y de la santa plenitud de vida de la naturaleza creado­ra». La fantasía y la ironía no son expre­siones artísticas. Se termina definiendo la forma perfecta de la novela, entendida como confesión, «compuesta de narración, de canto y de otras formas», tal como la encontramos en la Condesa Dolores de Arnim, y en la Crónica de un estudiante vaga­bundo (v.) y en el Godwy (v.) de Brentano y en muchos otros, sin excluir la Misión tea­tral de Guillermo Meister (v.) de Goethe, y para cuya comparación no sirven las reglas anteriores.

Este diálogo, fundamental para el Romanticismo, sobre todo por la formula­ción de nuevos ideales de poesía que se re­sienten del influjo de Schleiermacher y por la conclusión sobre la novela, sienta las bases teóricas, según las cuales la na­turaleza y todas las demás actividades hu­manas, vida, pensamiento y sentimiento, quedan sublimadas en la poesía, punto de vista que será fecundo en todo el siglo y que aparece, todavía hoy, como eterno mo­mento universal. Traducción italiana de V. Santoli en [Frammenti critice e scritti d’estetica] (Florencia, 1936).

G. Federici Ajrolodi