Definiciones, Platón

[Opot] Colección de unas doscientas definiciones, incluida por los ma­nuscritos medievales entre las obras de Platón ateniense (428/27-347 a. de C.), pero pertenecientes a tendencias distintas. Si bien algunas derivan de la tradición pla­tónica, otras muchas llevan el sello peri­patético y aun estoico. La época de la com­pilación debe ser algo tardía: quizá se ampliaron antiguos esquemas para encajar también en ellos las nuevas manifestacio­nes de las escuelas filosóficas más recientes. Sea lo que fuere, la lista de definiciones posee escaso valor: está compilada sin orden alguno y contiene explicaciones a veces ingenuas, y a veces incluso ridículas. De inspiración netamente platónica son, por ejemplo: la definición de Dios como ser eterno, causa del Bien; la definición del alma como aquello que se mueve espon­táneamente. En cambio, son de proceden­cia aristotélica: la definición de la libertad como la facultad de vivir del modo que más agrade; la de la amistad como el acuer­do en el camino que se ha escogido; la de la verdad como el estado del espíritu que afirma o niega. Las más numerosas son las definiciones de inspiración estoica: como la del sol (el más grande de los seres vi­vos); la de la prudencia (disposición que nos permite juzgar lo que debemos hacer y lo que debemos evitar); la de la justicia (estado que induce a dar a cada cual según su mérito); la de la alegría (placer vincu­lado a las acciones del sabio), etc.

G. Alliney