Cédula Regia, Agapito

Se da comúnmente este título a una obrita de Agapito, diácono de Santa Sofía de Constantinopla en los tiempos del emperador Justiniano (siglo VI), y que en los manus­critos lleva este epígrafe: Exposición de ca­pítulos parenéticos, compuesta por Agapi­to, diácono de la grande y santísima Iglesia de Dios, para el emperador Justiniano. Cons­ta de 72 breves capítulos admonitorios, or­denados según un acróstico que revela el nombre del emperador Justiniano al que dirige la Cédula a poco de ascender al trono, y también el del autor. Los diferentes ca­pítulos, que no guardan conexión entre sí, contienen preceptos generales de sabiduría moral, religiosa y política, y se inspiran en autores paganos (Isócrates, Pseudo-Isócrates) y especialmente en escritores cristianos, como San Basilio y San Gregorio Nacianceno. Se aprecian también algunas coinci­dencias con la famosa obra de inspiración india Barlaam y Josafat (v.); pero Agapito llegó a la fuente misma de la que brotó la narración. La Cédula regia obtuvo gran aco­gida en el mundo bizantino y una vastí­sima difusión, especialmente en la enseñan­za escolar, tanto por la ortodoxia política y la bondad de contenido, como, todavía más, por la pureza de lenguaje y por la riqueza de recursos retóricos: antítesis y asonancias se ofrecen en abundancia. Es objeto de la máxima atención la estructura del período.

S. Impellizzeri