Acerca de un Descubrimiento por el cual Toda Crítica Moderna de la «Razón Pura» sería Inutilizada por una más Antigua, Emmanuel Kant

[Ueber eine Entdeckung, nach der alie neue Kritik der reinen Vernunft durch eine altere entbehrlich gemacht werden solí].- Contracrítica de Emmanuel Kant (1724-1804), a un ata­que de Eberhard publicado en la «Revista Filosófica», en 1790. Eberhard había afirma­do que la filosofía de Leibniz contenía ya una crítica de la razón, pero fundada ade­más sobré un análisis preciso de las facul­tades cognoscitivas, y que por ello com­prendía, además de todo cuanto había de verdadero en la crítica kantiana, una fun­damentada ampliación del ámbito de la in­teligencia. Kant rechaza esta aserción, de­mostrando a Eberhard que éste ha entendi­do sólo superficialmente la crítica de la razón pura: poniendo de relieve que nin­gún concepto contiene ninguna noción ob­jetivamente válida sin una intuición corres­pondiente y que el canon de la crítica con­siste en la solución, no proporcionada por la crítica precedente, del problema «cómo es posible un conocimiento sintético a priori»; lo que él procura exponer más clara­mente desarrollando la diferencia entre juicios analíticos y sintéticos.

Otro grave error de Eberhard es, según Kant, el de ha­ber referido sus llamados juicios «no idénticos», como a su principio, al principio de razón suficiente, el cual, sin embargo, reco­noce. que es únicamente una consecuencia del principio de contradicción. Además, Kant critica el salto desde el principio formal lógico de razón suficiente al trascen­dental de causalidad, tomando éste como ya contenido en aquél. Sus adversarios, dicen a menudo que su distinción entre juicios analíticos y sintéticos era ya conocida. Admitámoslo, — observa Kant —, pero su im­portancia no había sido notada, por haber clasificado todos los juicios «a priori» en la última especie y solamente los juicios em­píricos en la primera; así, toda utilidad de ésta cesaba. A la ulterior crítica de Eberhard, «se busca en vano, en Kant, qué es el principio de los juicios sintéticos», el autor responde remitiendo a la lectura de toda la Crítica de la razón pura (v.). De estas indicaciones acerca de algunos pun­tos de la amplia polémica, se puede dedu­cir su importancia para la dilucidación que aporta al significado y al alcance de algu­nos puntos fundamentales de las dos Críti­cas. La carta dirigida a Carlos L. Reinhold (v. Cartas) contiene parte de la crítica de Kant contra Eberhard.

G. Pioli