El Acero de Madrid, Lope Félix de Vega Carpió

Comedia de Lope Félix de Vega Carpió (1562-1635), es­crita en 1603. Tiene tres actos y es en ver­so, perteneciendo a la categoría de las «co­medias de enredo». Belisa está enamorada de Lisandro; pero no le bastan los encuen­tros fugaces en la calle y en la iglesia. Para evitar la vigilancia de la tía Teodora, una beata intransigente que la acompaña, Beli­sa pone en acción cierto proyecto, luego de haber advertido a Lisandro para que coopere. El astuto Beltrán, criado de Li­sandro, se finge médico y la visita, llevan­do consigo, como asistente, a su señor. Le receta que beba cada mañana «agua de acero» (el agua ferruginosa de una fuente madrileña), y que dé largos paseos. Mien­tras tanto Riselo, amigo de Lisandro, se encarga de distraer a Teodora con ardientes declaraciones de amor. Ella cede a las dul­ces lisonjas, olvida sus santos preceptos mo­rales y se hace cómplice de Belisa, aconsejándola hipócritamente cuando se entera de su caída fatal. La comedia no presenta ca­racteres. Se basa en una comicidad de si­tuación que se complica con los celos de Marcela, amante de Riselo, y con las pre­ocupaciones de Leonora enamorada de Bel­trán. Se inspiró en esta comedia, con ob­servación atenta del corazón humano, Mo­liere en el Médico a la fuerza (v.) y en la Escuela de las mujeres (v.).