Vida de San Martín, Venancio Honorio

El mismo título [De Vita Sancti Martini] lleva un poema en cuatro libros y en he­xámetros de Venancio Honorio Clemencia- no Fortunato, poeta cristiano nacido cerca de Trevisso hacia 530, muerto probable­mente a principios del siglo VII, precedido por un prólogo en dísticos y dedicado a Inés y Radegunda.

El poema fue compuesto en poquísimo tiempo, alrededor de 576, y sigue fielmente, según declara su autor, la obra homónima en prosa de Sulpicio Seve­ro, y los Diálogos del mismo autor. Aparte esto, Venancio se ha servido de la ver­sión en verso de la Vida de Sulpicio, rea­lizada por Paulino de Périgueux. Sólo dos rasgos del poema de Venancio son origina­les: uno al comienzo del primer libro, don­de Venancio da una lista incompleta de sus precursores en el campo de la épica cristiana; el otro en el cuarto libro (cfr. pá­gina 369 y sigs.), en el que se dan datos autobiográficos. El objeto del poema es ce­lebrar a San Martín, hacia el que Fortu­nato confiesa que tiene motivos personales de devoción; él da a esta celebración so­lemnidad y esplendor mediante todos los artificios retóricos que tiene a su disposi­ción, logrando hacer una obra viva y agra­dable.

Esta Vida de San Martín es, además, uno de los documentos más notables de la poesía cristiana del siglo VI y ha ejercido, como todas las demás obras de Fortunato, un gran influjo sobre la poesía posterior.

E. Pasini