La Vida de San Martín, Paulino de Périgueux

A instancias de Perpetuo, obispo de Tours, Paulino de Périgueux (siglo V después de J. C.) compuso hacia 470 un poema sobre la vida de San Martín de Tours, De Vita Sancti Martini, a propósito de la cons­trucción de una nueva iglesia en honor del Santo. La Vida de San Martín de Sulpicio Severo sirvió de modelo a Paulino, que en diversos pasajes puso en verso la narración en prosa; en efecto, tres de los seis libros primeros derivan de esta Vida; el cuarto y el quinto, de los Diálogos de Postumiano y Galo (v.), del propio Sulpicio Severo; el sexto y último, de leyendas y tradicio­nes populares acerca de la muerte y de los milagros póstumos realizados por San Mar­tín.

Paulino, a pesar de seguir a los grandes poetas augusteos, acepta con frecuencia los hallazgos de la nueva métrica, tales como los versos leoninos y las rimas. Se mantuvo tan fiel a sus modelos, que cambió su inspiración en las tres partes del poema; en la primera (libros I-III) imitó el tipo de biografía al estilo de Suetonio, en la se­gunda (libros IV-V) el tono discursivo del diálogo, y en la tercera (libro sexto) lo ingenuo y fantástico de la literatura hagiográfica y de milagros.

F. Della Corte