El Estado Cristiano, John Eliot

[The Christian Commonwealth]. Obra publicada en 1656. Se defiende en ella un sistema de gobierno puramente teocrático. Cristo es el rey de los reyes y toda autoridad terre­nal debe inclinarse ante él. Solamente las Sagradas Escrituras contienen la ley de Dios. De aquí que no haya necesidad de promulgar otras leyes ni de tener jefes de Estado.

Unos magistrados elegidos por el pueblo, por grados, para llegar, de repre­sentación en representación, hasta un con­sejo supremo inapelable, son las autoridades que Eliot propone y las únicas que admite. La obra es característica de las utópicas ideologías de aquel tiempo y de la mentalidad de un hombre que consagró toda su vida a la vana tentativa de divulgarlas entre los indios.

C. Izzo