Dios, Francisco de Lemene

[Dio]. Obra poética de inspiración religiosa, publicada en 1684. Formada por «so­netos e himnos consagrados al papa Ino­cencio XI, Pontífice Optimo y Máximo», es una de las obras más afectadas que nos ha legado el siglo XVII. Como señala asi­mismo el largo título de la portadilla — «Dios, Uno, Trino, Creador, Hombre, Hijo de María, Paciente y Triunfante» —. La obra tiene por tema los misterios de la Trinidad y de la Encarnación de Cristo, y está escrita en sonetos, precedidos cada uno por las disquisiciones de un tema y mezclados con canciones de tipo heroico y sentimental.

Pero la pesadez y la proli­jidad de este tratado en versos, si causan asombro por la empresa a que se había lanzado un poeta madrigalista y risueño, no impiden descubrir bajo el arsenal teo­lógico y tomista algunos tenues motivos de poesía. Dividido en varias partes, el li­bro describe en seis tratados (como los titu­la el propio autor) la inmensidad y la per­fección de Dios, las admirables cualidades del Dios Trino, la potencia de su creación y de la humanidad de Cristo, su gracia in­fantil y su sabiduría como predicador evan­gélico,. y por fin su gentileza como hijo de María, sus sufrimientos en la pasión, y su gloria: de la Resurrección a la Transfigu­ración y a la Ascensión.

Como puede verse por la colección de sonetos y canciones, Lemene trató de componer un gran fres­co, del que no queda lograda más que alguna parte eminentemente descriptiva: pero incluso ésta aparece estropeada en con­junto y anegada por un cúmulo confuso de colores y resplandores. Las mismas ilustraciones y las viñetas que acompañaban a la publicación indican hasta la saciedad su carácter superficial y totalmente exterior.

C. Cordié