Diálogos de Postumiano y Galo, Sulpicio Severo

Fueron es­critos por el escritor aquitano del siglo IV (360-?), como complemento de su Vida de San Martín (v.). En ambos diálogos el autor quiere demostrar a un amigo, Postumiano, la superioridad de San Martín, el ilustre obispo de Tours, sobre los más famosos santos orientales. Postu­miano, de vuelta de un viaje de tres años por el oriente, durante el cual ha estudia­do con particular interés la vida de los monjes y ermitaños egipcios, describe con viveza realista su vida ascética, visiones y milagros.

Pero son mucho más grandes, según Sulpicio, los milagros de San Mar­tín, el cual, por no haber buscado nunca la gloria terrena, es menos conocido que los ascetas egipcios; Galo, discípulo suyo, na­rra estos milagros entre el pasmo y la con­moción general. Aun cuando esta obra es, por su mismo argumento, menos interesan­te que la Crónica (v.) y la Vida de San Martín del mismo Sulpicio, no obstante es también un exponente de su arte de narrador y ofrece detalles interesantes para el conocimiento de la biografía del santo y de la vida monástica de la época, como la parte referente a las relaciones entre San Martín y los emperadores Valentiniano y Máximo, las relaciones de los monjes con las mujeres y la intervención de Martín ante Máximo en favor de los priscilianos.

A. Pasini