A Demetriades, Pelagio

[Epístola ad Demetriadem]. Carta escrita en África en 412 por el monje Pelagio, con motivo de la profe­sión religiosa de Demetriades, hija de Ju­liana, de la noble familia romana de los Anicios Probos. En dicha carta que es qui­zás el documento más importante para el estudio de la naturaleza íntima del pelagianismo (v.), Pelagio explica a Demetriades la esencial bondad de la naturaleza humana, por sí misma capaz de practicar el bien, aun aparte de la revelación cristiana (como lo prueba luminosamente la vida de mu­chos filósofos paganos) gracias a su libre albedrío, que la capacita para escoger vo­luntariamente el bien y el mal. Pelagio, co­piando a menudo literalmente el tratadito plutarquiano De la educación exhorta a Demetriades a la prác­tica cotidiana de la virtud.

M. Niccoli