Piel de Asno, Charles Perrault

[Peau d’áne]. Cuento de Charles Perrault (1628-1703) (v. Histo­rias y cuentos de los tiempos viejos) publi­cada por primera vez, con otros cuentos en verso, en 1694 y sólo posteriormente añadido a las fábulas en una mediocrísima trans­cripción en prosa, obra de autor descono­cido.

La historia es muy semejante a Cien pellejos [Allerleirauh], de los hermanos Jacobo (1785-1863) y Wilhelm (1786-1859) Grimm (v. Cuentos infantiles y del hogar). Un rey viudo no encuentra ninguna prin­cesa tan bella como su mujer lo fue, y ter­mina enamorándose de su propia hija y queriéndose casar con ella a toda costa. La hija, para sustraerse a su suerte, impone como condición para su consentimiento que el padre le proporcione un vestido del color del tiempo, otro del color de la luna, otro del color del sol y, por fin, la piel del fa­moso asno Cagadoblones. Como el padre, a pesar de lo que la hija esperaba, satisfizo todos sus deseos, no le quedó a la pobre muchacha más recurso que huir y, en efecto, huyó vestida con la piel del asno, empleán­dose como criada en una tienda.

Pero como en los días de fiesta, encerrada en su cu­chitril, no puede renunciar a satisfacer el deseo de vestirse con sus magníficos ves­tidos, el hijo del rey, que la espía, la ve vestida con todas sus galas, se enamora de ella locamente y se casan. A diferencia de las otras narraciones publicadas por Per­rault con el nombre de su hijo, ésta aparece con su propio nombre, sin duda porque, escrita en verso, le pareció que el ropaje poético le absolvía de la ligereza del contenido. Es por otra parte una fábula de origen oriental conocida en Francia desde 1547.

F. Federici