La Piel de Castor, Gerhart Hauptmann

 [Der Biberpelz]. Comedia satírica de Gerhart Hauptmann (1862-1946), publicada en 1893. La sátira fustiga sin acritud la ineptitud de la policía, que no consigue apoderarse del verdadero ladrón, la endiablada Frau Wolf, bajo el as­pecto de lavandera y mujer de buen corazón, mientras que ella consigue desenmascarar sin escrúpulos a Wehrhan, el fatuo comisa­rio de policía.

Un montón de leña y luego una piel de castor han sido robados por la Wolf al señor Krüger, pero cuando éste va a denunciar el hurto, Wehrhan se ensaña con él y sobre todo contra su inquilino, el socialista doctor Fleischer, buscando en vano elementos para perseguir al caballero. De este modo deja a la ladrona sin castigo, convencido de la honradez de ésta y del peligro social que representa aquél, mien­tras que en vano la Wolf, honrada a su manera, repite al policía que Fleischer es una perla de hombre. La idea de la come­dia, ya realizada por Kleist en 1809 en El jarrón roto (v.) con mayor realce y conci­sión, no es original.

Pero en esta obra queda renovada por la investigación espiritual de Hauptmann que precisamente en aquella época se sentía empujado a alejarse del Naturalismo (v.) para entrar en un campo más libre y más imaginativo. De aquí que en esta comedia se abandone a un feliz acuerdo liricohumorístico que hace de esta obra una de las más amables y vivas del autor.

O. S. Resnevich