Philinte de Molière, o La Continuación del «Misántropo», Philippe François Nazaire Fabre d’Eglantine

[Philinte de Molière, ou La suite du Misanthrope]. Comedia en cinco actos de Philippe François Nazaire Fabre d’Eglantine (1750-1794), representada en 1790.

Los personajes principales son los de El misántropo (v.), Philinte y Alceste, con la única diferencia de que los papeles están invertidos, y el suave y bonachón Phi­linte se muestra en esta comedia como un egoísta brutal, mientras que a Alceste le toca el papel del hombre generoso y com­pasivo. Alceste, que después de su desen­gaño, desde hace ya muchos años se ha retirado del mundo y vive en sus tierras, va a París para llevar a cabo una obra de generoso altruismo; cierta persona, de la que él ignora hasta el nombre, es amena­zada por un granuja que, sin tener ella la menor culpa, ha conseguido ponerla ante el dilema de pagarle una fuerte suma o quedar deshonrada. Alceste ha llegado a la capital precisamente para encontrar al des­venturado y darle la posibilidad de defen­derse.

Philinte, al que ha encontrado por casualidad en un mesón, podría hacer mucho para ayudarle, pues un tío suyo es ministro de Estado. Pero a la petición de Alceste no sólo contesta con una excusa, sino que además se mofa de su noble conducta. Pero la risa de Philinte dura poco; inesperada­mente se descubre que el hombre amena­zado es él precisamente. Alceste le saca del apuro, y después de echarle un buen sermón sobre el deber de cada uno de ayudar a su prójimo, regresa a sus campos. El autor ha sufrido la influencia de la opi­nión que da Rousseau en su Carta sobre los espectáculos (v.), donde declara que el optimismo y la bondad de que alardea Phi­linte en El misántropo no son más que egoísmo disfrazado. Afirmación excesiva, mejor dicho falsa, de la que Fabre ha sacado una comedia mediocre:, rígida, aunque con unas cuantas pinceladas eficaces.

G. Alloisio