Mostellaria, Plauto

El título deriva de mo(n)stellum, diminutivo de monstrum, y significa «comedia del fantasma». Mientras Teoprópi- des se encuentra ausente por negocios, su hijo Filolaques vive entregado a la loca alegría de vivir junto a su ado­rada Filemazio. Pero he aquí que un día el padre regre­sa.

El esclavo Tranio, para que su joven amo no sea des­cubierto de convite con Filemazio y un amigo (con su correspondiente amante) borracho, cierra la casa y corre al encuentro de su amo que se acerca, dándole a enten­der que la casa se halla cerrada desde hace meses porque está embrujada por los espíritus y que su hijo, a fin de poder adquirir una nueva casa, ha tenido que hacerse prestar con usura una gran suma (suma que ha gastado en cambio para rescatar a Filemazio).

En un principio, Teoprópides se deja persuadir, pero una vez ha descu­bierto el engaño, se muestra indignadísimo. Es apacigua­do por el amigo de su hijo, ya sobrio, que consigue convencerlo para que perdone a Filolaques y a su tunante es­clavo. La obra deriva de El fantasma de Filemón.