Menaechmi, Plauto

La acción gira en torno a los equívocos que origina la con­fusión personal entre dos hermanos gemelos. Un merca­der de Siracusa que ha ido a Taranto con uno de sus hi­jos gemelos, Menecmo, pierde a su niño entre la multitud y muere por ello de dolor. Menecmo, recogido por un mercader de Epidamno y criado por él, hereda sus rique­zas y vive en Epidamno con una mujer celosa y una her­mosa amante, Herocio.

Su hermano, mientras tanto, lla­mado también Menecmo por su abuelo, se presenta en Epidamno y es confundido con el primer Menecmo por el parásito Penicolo, por Herocio y hasta por la propia mujer de su hermano. Menecmo «segundo» cree que la causa de sus incomprensibles aventuras es el hecho de haberle gustado a una cortesana (Herocio).

Menecmo «pri­mero», en cambio, tiene que hacer frente a la furia de­satada de una esposa celosa y de un suegro que lo tiene por loco. Finalmente, los dos hermanos se reconocen y deciden regresar juntos a Siracusa una vez hayan vendi­do en pública subasta los bienes y también a la mujer de Menecmo «primero» (si son capaces de encontrar quien la compre).