La Suegra, Terencio

El jo­ven Pánfilo enamorado de la cortesana Baquis, se ha uni­do a Filomena en matrimonio sólo por obedecer a su pa­dre Laques, y no quiere mantener relaciones con ella. Pero la ternura de la mujer conmueve a Pánfilo hasta tal punto, que deja de pensar en Baquis y, en el momento de partir para un viaje de negocios, se da cuenta de que está enamorado de su mujer. Pero, durante su ausencia, Filomena deja la casa de sus suegros y regresa con su ma­dre. Laques cree responsable de ello a su esposa Sóstrata, la suegra de la muchacha.

Filomena, en realidad, debe dar a luz un hijo evidentemente engendrado antes del ma­trimonio. Pánfilo, a su vuelta, aun cuando ame a su mu­jer, no quiere que ésta le sea restituida. Los dos padres inculpan de todo a Baquis, que llega a casa de Filomena para garantizar que su relación con Pánfilo se ha termi­nado hace tiempo. En esto, la madre de Filomena ve en su dedo un anillo que perteneciera a su hija. Se descubre que el padre del hijo es el propio Pánfilo, el cual, duran­te unas fiestas populares anteriores al casamiento, había abusado de Filomena sin conocerla. La comedia está sa­cada de la homónima de Apolodoro de Caristo.