La Profesión de la señora Warren, G.B. Shaw

Vivie, una muchacha moderna e irreflexiva, pero recta, descubre que su madre debe su ri­queza al producto de varias casas de mala vida reparti­das por todo el continente europeo. Queda horrorizada y tiene un vivo enfrentamiento con ella: pero la señora Warren le demuestra que no es ella con su «profesión», sino la sociedad con su moral hecha de componendas e hipocresías, la responsable de determinados males; y que no es castigando a las víctimas cómo éstas pueden ser corregidas.

Vivie comprende la lógica de su madre, pero no puede seguir viviendo con ella una vez averiguado que no trata de retirarse de su lucrativa actividad. Le dice adiós, decidida a vivir de su trabajo de empleada inde­pendiente de ella.