La Posadera, C. Goldoni

Comedia en 3 actos, en prosa

La bella posadera Mirandolina es maestra en enamorar a los hombres. Desde hace tiempo le hacen la corte, sin esperanzas, el rico conde Albafiorita y el arruinado marqués de Forlipopoli, pero no así el caba­llero de Ripafratta, que desprecia a las mujeres.

Mirandolina, dejando ver primero que lo quiere por su miso­ginia, luego tratándolo con particulares miramientos, fingiéndose turbada hasta el extremo de desmayarse ante la noticia de que él ha dejado el hotel, y por último osten­tando una imprevista frialdad, a la vuelta de un día lo tie­ne rendido a sus pies: para a renglón seguido humillarlo delante de todo el mundo desenmascarando su pasión al mismo tiempo en que decide casarse con Fabrizio, un mozo de la posada.