Fray Junípero, Carlo Porta

[Fraa Zenever]. Na­rración en octavas escrita en dialecto mila­nés por Carlo Porta (1776-1821). La narra­ción, tomada de las Meraviglie di Dio ne’ suoi santi del jesuita Gregorio Rossignoli e indirectamente de las Florecillas de San Francisco (v.), tiene un franco tono popu­lar; el episodio franciscano sirve sólo de pretexto para una jovialidad simple y ri­sueña. Fray Junípero era verdaderamente un fraile hacendoso; sabía hacer de todo, pero a su modo, y era cocinero, médico y enfermero. Tan desmedido celo en favor de sus frailes dio, sin embargo, ocasión a un escándalo, porque se siente culpable del robo de una pata de cerdo, cortada al animal en vivo, para hacer un buen caldo al pobre fraile Sixto, al que los doctores habían dado por perdido. Fray Junípero es acusado cla­morosamente; pero se defiende con tanta energía, mostrando que todo había sido por hacer bien, que persuade al propio dueño del animal a regalar todo el puerco al con­vento, con gran alegría de los frailes. El intento es evidentemente satírico, en la ambigua representación del fraile que oscila curiosamente entre el santo y el bribón, y que anima con su figura la larga narración, notabilísima por el pintoresco estilo y sobre todo por la animación de los diálogos.

C. Cordié