El Jardín de los cerezos, A.P. Chéjov

Comedia en 4 ac­tos

Liubov Raniévskaia, propietaria de una finca, vuelve del extranjero, donde ha llevado una vida disoluta, para regularizar su quebrantado patrimo­nio. Liubov es aconsejada por Lopajin, el hijo enrique­cido de uno de sus siervos, para que parcele el viejo y espléndido «jardín de los cerezos» adyacente a la casa señorial, pero finalmente, y apoyada por su inseguro her­mano Gáiev, se niega a hacerlo.

Los dos se revelan com­pletamente incapaces de tomar decisiones resolutivas. La propiedad entera, sacada en subasta para hacer frente a las deudas, es adquirida por el propio Lopajin, quien echa a sus antiguos propietarios y tala los cerezos del jar­dín. En la casa abandonada permanece, enfermo y olvi­dado por todos, el viejo lacayo Firs.