El Capitán Tiemblalatierra, Giulio Bechi

[Il capitano Tremalaterra]. Novela humorística de Giulio Bechi (1870-1917), publicada en 1910. Un rubicundo coronel, el caballero Ildebrando Cappadona, soldado a la anti­gua, que incluso en su casa introduce la ob­servancia formal de los reglamentos, acaba casándose con una linda actriz, viuda del famoso capitán Tiemblalatierra, valiente ex­plorador al que se creyó muerto al cabo de muchos meses de cautiverio entre los antropófagos. Pero el capitán Tiemblalatierra vuelve, cargado de mercancías africanas, con una negra que no le deja en paz, un hipopótamo y un leoncito. El encuentro en­tre el coronel y el explorador, que intenta entrar en la casa que cree suya, antaño llena de hipotecas, llega a ser dramático: sola­mente un duelo tragicómico consigue cal­mar un poco sus tensas relaciones. Mien­tras, nuevos apuros van cayendo sobre el explorador que, entre varios líos, había lle­gado a Italia en busca de nueva suerte; la compañía de seguros que había pagado la suma por su muerte, protesta; un condiscípulo suyo (que conocía a Tiemblalatierra cuando llevaba el miserable nombre de Ravanelli), lanza en unas declaraciones perio­dísticas la idea de una nueva expedición co­lonial; la negra hace locuras, la exesposa no le va a la zaga. Sumergido en desgra­cias de todo orden, el capitán Tiemblala­tierra se presenta en el Parlamento, defen­diendo su proyecto de una colonia en el Ecuador, y por fin se marcha a África. La obra muestra muy bien en la caricatura de un tipo el interés que el general Becchi siempre demostró por las cuestiones socia­les, especialmente con las historias de ban­didos sardos de Caza Mayor (v.).

C. Cordié