El Amigo Melquiades o Por la boca muere el pez, Carlos Arniches

Sainete de Carlos Arniches (1866-1943) estrenado en el Teatro Apolo de Madrid (14 mayo 1914). Consta de un acto, en tres cuadros, con ilustracio­nes de los músicos Valverde y Serrano. Es una castiza muestra de la pieza de costum­bres madrileñas, pasando la acción en am­bientes típicos, como la ribera del Manza­nares, junto a Puerta de Hierro (con fondo de «merendolas», cestas, vasos de vino, mantones y guitarras); la Ronda de Va­lencia, frente a la calle de Embajadores (con el farolero, el vendedor ambulante y el borracho); y el caserón destinado a bai­le dominguero. Los tipos, como todos los de la obra de Arniches, son «clichés» de figuras madrileñas, bastante primarios, pero que han logrado un gran éxito popular. Así, el propio Melquíades, juerguista, borrachín, enamorador de ocasión, y con dejos de ter­cería; Serafín, el Pinturero, tenorio de ba­rrios bajos; Avelino, tratado por el propio autor, en 1916, en obra aparte, honrado, fiel y pendenciero; Benita y la Nieves, con cierta constante del honor tradicional, com­patible con la más avispada coquetería; la «Señá Paca, la fiera» — figura más de guignol que de teatro culto —, etc. Los ver­sos, en la parte destinada al canto, con aire ágil de chotis castizo, cumplen su cometi­do, junto a la prosa, dislocada y llena de vulgarismos locales, unos propiamente del habla del bajo pueblo madrileño, otros más bien invención del autor (como en mu­chos otros de sus sainetes) que han logra­do aclimatarse en dichos medios populares, como frases hechas, por influencia de la obra. Por tanto, un valor puramente local y de época.

A. Valbuena Prat