El Gran Gatsby, F.S. Fitzgerald

Nick Carraway, un joven agente de cambio, vive en las cercanías de Nueva York, junto a la suntuosa villa de Jay Gatsby, un enigmático personaje sobre cuya conducta corren comentarios fantasiosos y que en realidad se halla ligado al mundo del hampa. Años antes, Gatsby estuvo enamorado de Daisy, una bella prima de Nick, que en cambio se había casado con el rico y bruto Tom Buchanan. A través de Nick, Gatsby vuelve a ver a Daisy y con­sigue, mediante su extravagante devoción, conquistarla y hacerla su amante.

Buchanan, mientras tanto, inicia una relación con Myrtle Wilson, la mujer del propietario de un garaje. Un día Daisy, al volante del coche de Gatsby, arrolla a Myrtle en un desgraciado accidente y le provo­ca la muerte. Gatsby trata de protegerla. Buchanan, que se ha reconciliado con Daisy, le dice a Wilson que al vo­lante del coche que arrolló a su mujer iba Gatsby y no Daisy. Wilson mata a Gatsby y se quita la vida. Daisy y Tom, reconciliados, prosiguen su ménage conyugal, lu­joso e insulso.