El Gorgojo, Plauto

El parásito Curculio (gorgojo: el nombre del gusano del tri­go) es enviado a Caria por el joven Fédromo con el fin de cobrar un crédito que necesita para rescatar de las manos del alcahuete Capadocio a la hermosa Planesia. Curculio regresa contando que Planesia había sido ya res­catada por un soldado que desembolsó por ella unas 30 minas al banquero Lincón; ebrio tras emborrachar al sol­dado, Curculio le quitó el anillo con su sello, el cual ha­bía de servirle para falsificar una carta al banquero y re­cuperar el dinero.

Así sucede y Planesia es rescatada. Pero se presenta furibundo el soldado (Terapontígono). Las peleas se suceden hasta que Planesia no reconoce en el anillo robado aquel que fuera de su padre. Terapontí­gono es, por tanto, su hermano. De este modo Capado­cio debe devolver el dinero (dado que Planesia es libre de nacimiento) y Fédromo puede casarse con la mu­chacha.