Roncesvalles

Fragmento épico español, formado por un centenar de versos monorrimos y de métrica irregular. Perte­nece a un autor anónimo aragonés-navarro, y corresponde con toda seguridad a los primeros años del siglo XIII (aprox. 1220). El título fijado por los filólogos (cf. R. Me­néndez Pidal: Roncesvalles. Un cantar de gesta español del siglo XIII, 1917) se refie­re al tema específico del fragmento, que sin duda formó parte de un cantar sobre la epopeya carolingia. Carlomagno (v.) lle­ga con un ejército a los campos de Roncesvalles, a la mañana siguiente de la trá­gica batalla, y descubre los cadáveres de Turpín (v.), Oliveros (v.) y Roldán (v.); ante los despojos gloriosos de su paladín favorito, el emperador pronuncia una larga lamentación, al fin de la cual cae desma­yado.

El cantar, que es una imitación di­recta del Cantar de Roldán (v.), constituye el único ejemplo de la épica carolingia en la antigua literatura española, y por su métrica apoya la tesis de la versificación irregular de la primitiva poesía épica es­pañola.

A. R. Ferrarini