Yusuf y Zalikha, Yami de Herat

El segundo poeta persa que trató la mis­ma materia fue Yami de Herat (m. 1492)» el cual imaginó un sueño de Zalikha niña, a quien se aparece la imagen de José como futuro esposo de ella y que después, casada con harto desengaño con Putifar, reconoce en el tesorero hebreo a la persona soñada. Yami insistió, además, en la trama común, sobre el fiel y desesperado amor de Zalikha a pesar de ser vieja y ciega, cuando su úni­co consuelo era escuchar de cuando en cuando pasar por el camino el corcel de José en medio de la pompa de su cortejo. El final es feliz como en Firdusi. Con la pa­reja de Leila y Magnun, Khusrev y Shirin, el binomio Yusuf-Zalikha forma un ejem­plo clásico de amor contrariado y fiel, más querido dé la fantasía oriental por su origen y por los elementos religiosos que lo rodean (v. también José).

F. Gabrieli