Y-Juca-Pirama, Antonio Gonçalves Dias

Drama del poeta bra­sileño Antonio Gonçalves Dias (1823-1864), publicado en 1857. Se inspira en las costumbres de los indios guaraníes y su título quiere decir: «El que debe morir». Y-Juca- Pirama, héroe de la tribu de los tupíes, caído prisionero de la tribu enemiga de los timbira, es condenado al suplicio de empalamiento.

Pero cuando la condena está a punto de ser ejecutada, el prisionero pide gracia: desea volver junto a su anciano pa­dre ciego, a proteger y sostener los últimos días del que le reconoce sólo por la voz. El jefe timbira, más por desprecio que por piedad, lo echa, insultándole. Y-Juca- Pirama vuelve junto a su padre, pero el viejo indio, al conocer el precio de la liber­tad de su hijo, lo acompaña de nuevo al campo de los timbira y rechaza el indulto envilecedor que le han concedido. Entonces Y-Juca-Pirama desafía a uno de los jefes timbira, y muestra tanto valor que los mis­mos enemigos lo llevan en triunfo y finalmente le eligen jefe de la tribu. Gonçalves, ya famoso por sus producciones de carácter e inspiración indios [Os Timbiras, Cangao de Tamoyo], por las poesías épicas dedica­das a las conquistadores portugueses [Sextilhas de Frei Antao], en esta obra se aban­dona completamente al gusto por lo primi­tivo, y crea el tema nacional aborigen, la exaltación de los guaraníes.

Su estilo se adapta. a la emotiva inspiración; el diá­logo es esculpido y enérgico en su carácter rectilíneo; la narración tiene rasgos feliz­mente épicos y hasta de lírica elevación, de profunda penetración psicológica.

U. Gallo