Un Verano en Bornos, Fernán Caballero

Obra de la novelista Fernán Caballero (pseudónimo de Cecilia Böhl de Fáber, 1796-1877). Un verano en Bomos (pueblecito andaluz situa­do en glorioso paisaje) es una «novela de costumbres», según calificación de su autora. Se desarrolla en cartas — XXIX — cruzadas entre Serafina Villalpando y Luisa Tapia, amigas íntimas; Luisa Tapia y Félix de Vea, primos; Carlos Peñareal y Félix de Vea, amigos, y Primitiva Villalpando y otra amiguita suya.

El tema de todas esas cartas son los amores en descenso de Serafina y Ale­jandro, un joven general al que está pro­metida desde niña, y el súbito amor que siente la joven por Carlos, descendiente de una noble familia de Bornos y a la sazón arruinado y resignado a vivir, felizmente, en su finca, muy próxima a la que ocupan Serafina y Primitiva con su madre, pasando la temporada. Alejandro desiste de su boda con Serafina, pues se ha enamorado de una coqueta que a su vez le abandona por otro más brillante en sociedad. Y Luisa y Félix, que conocen el enamoramiento entre Sera­fina y Carlos, intrigan cariñosamente para que lleguen al matrimonio. Con este pre­texto de la intriga, se cruzan sabrosas car­tas, se cuentan situaciones, y la novela se desliza hacia un final deliciosamente nor­mal, casándose también Primitiva con Félix, galán que se juzgaba incasable.

Transcurre a partir del día 15 de junio de 1850, y el otoño encuentra resueltos todos los proble­mas que planteó el verano. En las páginas de Un verano en Bomos se recogen canta­res populares, dichos y alegres sentencias del pueblo andaluz que tanto amaba la autora.

C. Conde