Rokeby, Walter Scott

Poema en seis cantos de Walter Scott (1771-1832), publicado en 1813. A diferencia de La dama del lago (v.), este poema se acerca a la novela de caracteres.

La escena se sitúa principalmente en Rokeby, Yorkshire, en el confuso período que siguió a la batalla de Marston Moor (1644). Una intriga privada ocupa el primer plano: Oswald Wycliffe, señor del castillo de Barnard, conspira con el forzudo Bertram Risingham, hombre de pocos escrúpulos, para asesinar al patrón de éste, Philip de Mortham, y apoderarse de las tierras y el tesoro que ha ganado en la América española. Mortham es herido y pasa por muerto, pero sobrevive. Un ataque al castillo de Rokeby, para conquistar el tesoro, es rechazado gra­cias a las proezas del joven Redmond O’Neale, paje de lord Rokeby.

Entretanto, Oswald, a quien ha sido entregado lord Rokeby como prisionero después de la ba­talla de Marston Moor, amenaza con ase­sinar a éste si su hija Matilde no accede a casarse con Wilfrid, hijo de Oswald, jovencito humilde y delicado que se niega a aprovecharse del forzado consentimiento de Matilde. (En Matilde, Scott quiso plas­mar su antigua pasión por Margaret Stuart Belches, que luego se casó con el ban­quero William Forbes; la misma muchacha está retratada en otras heroínas de Scott). Precisamente en el momento en que lord Rokeby va a ser asesinado, llega Bertram, presa del remordimiento, y mata a Oswald, muriendo él mismo. Se descubre que Redmond, el cual se casa con Matilde, es hijo de Mortham, a quien se creía muerto. Des­pués de Rokeby, que tuvo un lisonjero éxito, Scott, eclipsado por el numen poé­tico de las Novelas en verso de Byron (v. El Corsario, Giaur, etc.), dedicó sus ta­lentos a la novela. [Trad. española de M. de Rementería y Fica con el título Matilde de Rokeby (Madrid, 1829)].

M. Praz

Como poeta, Scott no sobrevivirá porque no ha escrito nada que se refiera a la par­te inmortal del hombre. (Wordsworth)