Rimas de la Cumplida Doncella Florentina

[Rime della compiuta donzella florentina). Con este nombre se designa una gentil rimadora florentina de la segunda mitad del siglo XIII, pero todavía se duda si se trata de un nombre propio o metafórico.

Incluso se puso en duda su existencia, y se quisieron atribuir sus ri­mas a un rimador que poetizara «bajo fi­gura de mujer». Estuvo en corresponden­cia poética con maese Torrigiano y, según otros, también con Chiaro Davanzati. De ella quedan tres sonetos, uno de los cua­les, «A la estación que llena de flores y hojas al mundo», tuvo fama por las obser­vaciones que le dedicó Francesco De San­ctis en su Historia de la literatura italiana (v.). Es un soneto de movimiento vivo y tierno lamento, dirigido a su padre, que quiere casarla «a la fuerza», y está ento­nado sobre un fresco apunte primaveral de clara derivación trovadoresca. El tema es muy corriente en la poesía del siglo XIII, y la misma fraseología poética de la autora tiene relaciones directas con el lenguaje poético de su época; no hay que olvidar que nuestra poetisa quizá fuera una donce­lla «ingenua», pero es sin duda una poetisa «culta» y segura.

D. Mattalía

… aquel aire atónito que envuelve a las figuras de los frescos del siglo XIII y se refleja en sus claros semblantes. (F. Flora)