Poemas de Francia e Italia, Pierre de Nolhac

[Poémes de France et d’ltalie]. Bajo este título, Pierre de Nolhac (1850-1936) recogió, en 1925, toda su producción anterior, fruto de casi cuarenta años de actividad poética. La lista de las diversas partes del libro (que corresponden, con pocas añadiduras, a otras tantas colecciones menores publicadas a partir de 1888) ya da una idea de su ca­rácter y contenido: «Odas sicilianas», «Ita­lia», «Renacimiento», «Tentativas métricas», «Sonetos» («Descubrimiento de la Grecia», «Noche en Taormina», «Asís», «Sobre un grabado de Mantegna», «Madonas de Bot­ticelli», «Fragonard»…), «Poemas diversos», «Versos para la Patria».

Se trata, sobre todo, de poesía culta, humanista, en el más preciso sentido de la palabra; amo­roso comentario a los estudios de Nolhac, a sus pasiones de literato y de amador del arte; más limitadamente, efusiones patrió­ticas o tentativas de poesía «cívica». En toda la obra predomina la idea precisa de la nobleza de las letras y surge la imagen de una vida en íntima comunión con el pasado, vuelta hacia un ideal de belleza y de perfección estética y moral, de las que Nolhac tuvo revelación en Italia, y que se resume para él en el nombre de Roma. Tan profundamente siente el surgir de la civi­lización francesa de la fuente italiana, en sus dos momentos distintos (la Italia latina y la Italia del Renacimiento), que las dos patrias se funden para él en una sola, tanto en este volumen de versos como en su obra de investigador.

A tales premisas ideales responde el estilo, rigurosamente tradicional en la manera y en el ritmo, que más de una vez recuerda tanto la preciosista y ostentosa precisión de Heredia como los cálidos acentos evocadores de Carducci. Dotado de sensibilidad más delicada que el primero, tiene mucho menos vigor que el segundo; característico de Nolhac es un tono delicadamente apagado, que llega a crear en el lector una suerte de persuasiva sugestión. De aquí una poesía «en tono menor» no exenta de nobleza y de señoril personalidad.

M. Bonfantini