Piedras que Ruedan, O. Henry

[Rolling Stones]. Volumen póstumo, publicado en 1911, del norteamericano O. Henry (William Sydney Porter, 1862-1910); reúne novelas breves de los últimos años del autor, así como sus primeros cuentos sin terminar, ensayos pe­riodísticos, poesías cómicas y literarias.

No es de las obras más importantes de O. Hen­ry ni de las más características, como no sea por ciertas noticias biográficas y lite­rarias sobre su actividad menor como pe­riodista de provincias. Aparecen más acen­tuados sus defectos, especialmente el uso del «slang» local, en ocasiones realmente in­oportuno. «Niebla en Santone» [«A Fog in Santone»] es la historia de un tuberculoso que, en Santone, adonde ha ido en busca de buen aire, presa del nerviosismo creado por el clima brumoso, quiere envenenarse con morfina; en un teatro de variedades entabla amistad con una muchacha y olvida su deseo de morir; y la muchacha se enve­nena con la morfina que él, al despedirse, deja en la mesilla. «El Marqués y Miss Sally» [«The Marquis and Miss Sally»] insiste en un motivo que se hubiera podido incluir en Corazón del Oeste (v.): las bodas cele­bradas por burla ante todos los hombres de un «ranch» que sólo son verdaderas para los protagonistas, que saben que el «mar­qués» es verdaderamente una mujer. «El sueño», la última obra, sin acabar, de O. Henry, es paladinamente una tentativa de evasión de la novela dialectal con una evidente busca de efectos. Un hombre sueña que está condenado a la silla eléctrica; faltan pocas horas para la ejecución; todas las sensaciones son analizadas con exactitud.

Pero no se trata de un sueño, según sabe­mos por un breve detalle, pues el sueño se produce en un instante, al final del cuento, donde una visión de felicidad doméstica se presenta al culpable un momento antes de la muerte; y la pesadilla que parecía un sueño, era la realidad. Otras novelas giran en torno a motivos familiares a O. Henry; y nos lo muestran con su sentimentalismo humorístico lleno de brío y siempre con el final feliz, en las aventuras sensacionales resueltas con excelente habilidad o en la decidida payasada llena de carácter que da, a su modo, el verdadero tono de América antes de la primera guerra mundial. El título del volumen es el de – una revista, «Rolling Stone», dirigida por O. Henry a fines del siglo pasado.

A. Camerino